miércoles, 10 de diciembre de 2008

Venecia Guerrero

DUERME EN EL SEÑOR
ESPOSA,HIJA,MADRE,HERMANA,AMIGA
DESCANSA EN EL SEÑOR
NOS VOLVEREMOS A VER EN AQUEL DIA SEÑALADO POR NUESTRO DIOS
GRACIAS POR SER COMO ERES
TE AMAMOS.




Venecia: renacida para servir
__________________
26 DE DICIEMBRE 2008

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros que estamos atribulados en todo más no angustiados; en apuros más no desesperados; perseguidos más no desamparados; derribados más no destruidos, por tanto, no desmayamos, antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior se renueva de día en día; porque esta leve tribulación momentanea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria, no mirando nosotros las cosas que se ven, pues las cosas que se ven son temporales pero las que no se ven son eternas. 2da. Corintios 4:7-9, 16, 17

En medio del dolor humano de la separación temporal las Familias Guerrero y Gonzalez expresan el gozo de la esperanza en el retorno de nuestro Señor Jesucristo, día en el que volveremos a encontrarnos con nuestra amada Venecia, quien desde la tarde de hoy duerme en el señor. Agradecer todas sus oraciones las que no han sido en vano, pues fortalecieron y animaron a Venecia en el tiempo de la tribulación, han fortalecido y compactado los lazos de la familia y de muchos que amamos a Venencia; ha motivado que otros muchos vuelvan sus rostros a Dios y que reconozcan su amor y su poder.


Gracias a todas las personas que a través de esta página y por diversos medios nos han acompañado. Dios les bendiga poderosamente en el nombre maravillozo de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Amén





___________________


Venecia Guerrero. - Conoce su Caso


Un valioso ser humano, con un gran corazón para Dios y para todos, una hermosa mujer, llamada Venecia; velando por cada uno más que por sí misma.

Tras una sinusitis tratada a destiempo, Venecia presentó una infección inicialmente en las membranas que recubren el cerebro (las meninges). La injuria fue tal que todo su cuerpo y sistemas fueron afectados requiriendo tratamientos muy agresivos que, a pesar de que mejoraron en poco el cuadro inicial, afectaron aún más algunos órganos como el hígado, quedando con gran debilidad de sus sistemas naturales de defensa. La medicación que requería le provocaba nauseas, vómitos y otros problemas y no se materializaba adecuadamente, produciendo además mayor afectación del hígado. Poco tiempo después presentó otros síntomas, fiebre, malestar general, postración, y lesiones de piel que evolucionaron agresivamente, parecidos a una alergia con ampollas que rápidamente se extendió a todo el cuerpo y agravando su cuadro general.

Los médicos concluyeron que se trata del Síndrome de Steven Jonson, una terrible y rara enfermedad provocada por toxicidad de los medicamentos que se les administraban y que se comporta como una quemadura de tercer grado profunda, produciendo destrucción y caída de la piel tras un largo periodo de inflamación, costras (negras como piel quemada) y con un grado de dolor terriblemente insoportable por lo que en la etapa más aguda, en la que se encuentra hoy Venecia, los pacientes son mantenidos bajo sedación casi permanente para reducir su percepción del dolor, llegando en ocasiones requerir inducirle un estado de coma (inconsciencia) para que puedan soportar el trecho más intenso de la enfermedad y se alcance cierto grado de regeneración de la piel que cubra las terminaciones nerviosas y reduzca el dolor.

Venecia está ingresada en una sala de cuidado intensivo especializada para pacientes con quemaduras severas; la mantienen sedada, cubierta completamente con compresas especiales para proteger su piel de infecciones; por la cantidad de sangrado de su piel ha sido necesario ponerle sangre y otros derivados de esta. Han debido colocarle sondas (por la nariz hasta el estómago) para alimentación, especialmente porque se requiere una importante cantidad de proteína para ayudar al cuerpo a recuperar la piel, y un tubo que la ayuda a respirar, pues el grado de inflamación y afectación dificultaban la función respiratoria. Venecia ha evolucionado lentamente, no obstante en los días previos al período más intenso expresaba la fortaleza proveniente de Dios que le permite resistir el brutal ataque a su salud y declaraba la sanidad y anticipaba como ayudar a otros al ser sanada y levantada. Accedió incluso a que le tomaran fotos para poder mostrar a otros la manifestación del poder de Dios en su vida y la liberación recibida.

Venecia, en su estado actual, permanece sedada la mayor parte del tiempo, despierta y ve a su derredor las más maravillosas manifestaciones del amor de Dios a través de todos los que le atienden, el personal del hospital, Miguel, y todos en la familia; escucha música de alabanza y de motivación y reconocimiento del poder de Dios en la vida de las personas. Le cantamos, oramos con ella, le leemos la Biblia y le compartimos sobre todo el amor que la rodea. Ha comenzado a comunicarse a través de toques con sus manos, movimientos de cabeza, con sus expresiones, su mirada, asintiendo con sus párpado.

Aún cuando alguno de nosotros pueda ser afectado por la enfermedad que padece ahora, nunca podremos saber el nivel de dolor y angustia que puede estar experimentando nuestra amada Venecia en este momento, ni sabemos cuanto tiempo más pasará, de lo que sí estamos plenamente convencidos todos, Miguel su esposo, Miguel Ángel su hijo, Chino y Lucila sus padres, Linda, Elizabeth, Toni y Carol y demás hermanos, sus sobrinos, Virita y sus demás tías, todos los demás familiares y sus amigos y los amigos de la familia, es de que Dios le soporta y la fortalece y completará en ella su obra y será levantada aqui o en la Gloria con nuestro Señor . Igualmente nos ha fortalecido a cada uno y a todos nosotros para acompañarle a resistir y vencer.


Grupo Oasis Cantando la Canción DIOS pelea Por Ti escrita por Venecia

video